Las mansiones de los Beckham


Desde que la familia Beckham cambió su residencia a Estados Unidos y con ella dijeron adiós a su mansión inglesa, también conocida como el Beckingham Palace. Ahora habitan una enorme residencia en Los Angeles, pero no son las únicas residencias que esta familia famosa, glamourosa y con un gusto clásico ha habitado. La historia del adiós a Inglaterra comenzó cuando David fue fichado por Los Ángeles Galaxy. Según informó The Sun, los Beckham pidieron a su asesor económico revisara sus finanzas y este les aconsejó que lo primero que tenían que hacer era recortar personal del Beckingham Palace porque no necesitaban a tanta gente trabajando allí mientras vivieran en Los Ángeles.

La propiedad inglesa, de estilo georgiano de 1930, que los Beckham adquirieron en 1999, poco después de su boda costó 2.5 millones de libras (unos $3.8 millones) y se encuentra en la región de Sawbridgeworth, Hertfordshire, en Inglaterra. Este verdadero ‘palacio’ cuenta con siete recámaras, dos piscinas, un zoológico de mascotas, extensos járdines con forma de laberinto, y una amplia zona de juegos. Una fuente cercana de los Beckham dijo al diario The Mirror que la familia ya no se ve regresando a Londres. Sus tres hijos ya se han adaptado al estilo de vida americano e incluso ya han perdido el acento inglés. La llegada a su nuevo hogar se dio luego de mucho andar con su corte de guardaespaldas por las calles de Bel Air, Beverly Hills y Hollywood Hills; de ver casas vecinas a la de Leonardo Di Caprio y Britney Spears; de considerar distintos colegios para sus hijos hasta que al fin Victoria consiguió algo adecuado para las necesidades de su familia.

Esta villa de estilo italiano es su base en LA, está inspirada en las costrucciones de los años 20. Está ubicada en una de las calles más exclusivas de Beverly hills y tiene asombrosas vistas a la ciudad de Los Ángeles y al mar. La casa fue terminada de construir a principios del 2007 y posee 13 mil pies cuadrados (1,208 metros cuadrados) bajo techo. Cercas de hierro enormes resguardan la propiedad de los curiosos y los indeseados paparazzi y son constantemente vigiladas a través de intercomunicadores. La casa cuenta con seis habitaciones, una para cada uno de los hijos de David y Victoria, además de la principal.

Tiene también nueve baños, piscina y un lindo deck para disfrutar, tanto de los alimentos al aire libre, como del jardín. El estilo interior es mayoritariamente moderno, pero la cocina ostenta una combinación de maderas nobles y baldosas rústicas. El jardín está rodeado de altos árboles para evitar que los paparazzis espíen a los niños Beckham en sus ratos de ocio y que no se tenga vista a la piscina. La mezcla de pisos de madera con materiales contrastantes en el interior la convierte en una casa de gusto clásico, pero chic, igual que sus habitantes.

En Madrid, la capital española, Los Beckham también tuvieron una bonita villa. La seguridad era una prioridad, un enorme zahuán resguardaba la privacidad de la familia inglesa. De una sola planta y pintada de rojo, la propiedad de los Beckham era muy cómoda para cuando sólo tenían dos hijos. A pesar de su extensión, no fue suficiente cuando decidieron aumentar la familia. La piscina restangular del fondo era un gran atractivo de la propiedad. Y la villa en Madrid no fue la única que la familia tenía en España, también en su haber tienen haber ocupado una hermosa propiedad en Marbella.

Esta mansión de Marbella, al sur de España también llegó a pertenecerles a los Beckham y fue donde vivieron entre 2003 y 2007, periodo en el que David fue uno de los galácticos del Real Madrid.



Fotografías de las casas más bonitas alrededor del mundo